Una joven de nombre Jane Park que vive en Escocia y quien ganó más de un millón de dólares en la lotería dice que su premio y su fortuna sólo la hicieron una persona miserable.

La chica ganó la EuroMillions en 2013. En aquel entonces ella tenía sólo 17 años de edad. En entrevista para 'Sunday People', Jane asegura que el dinero, en lugar de hacerla feliz, sólo le arruinó la vida.

"Mi vida habría sido mucho más fácil si no hubiera ganado", dice ella, añadiendo que, por ejemplo, no puede encontrar novio porque todos los hombres sólo se le acercan por su dinero.

La causa de las molestias de Park también viene de otras cosas. La joven confiesa que su auto lujoso, un Range Rover, le parece demasiado grande para ella sola, y que además se siente exhausta por realizar tantos viajes de paseo y de compras al año, porque eso no le permite ver a sus amigos. Ellos tampoco pueden salir con ella, porque su dinero no les alcanzaría para ir a los lugares que ella va.

Park además se queja que las personas no entienden sus problemas, porque no viven en la misma situación financiera que ella. "La gente me mira y piensa: 'Ojalá hubiera tenido su estilo de vida, ojalá hubiera tenido su dinero'. Pero no se dan cuenta de la escala mi estrés", dice, añadiendo que está considerando demandar a la compañía de la lotería y que pedirá que se suba la edad mínima necesaria para ganar los premios.